El Zarco

Esta vez voy a comentar a cerca de una de mis novelas favoritas del realismo mexicano: “El Zarco” de Ignacio Manuel Altamirano.

Corrían los años de la Guerra de Reforma, el país se encontraba en una crisis como ninguna, la batalla entre liberales y conservadores estaba en pleno auge, lo que generó una pantalla para que organizaciones de bandidos como los “plateados” pudieran hacer de las suyas.

La historia inicia en Yautepec, un poblado que se encuentra aterrorizado por la amenaza de los plateados, quienes se dedicaban a robar riquezas y secuestrar a muchachas bonitas, como Manuela una joven muy hermosa que vivía al lado de su madre, y que por años vivió escondida de los terribles bandidos. Manuela contaba con el cariño de su prima y el amor incondicional de Nicolás un joven herrero de una hacienda cercana a Yautepec, aunque él era humilde le entregaba todo su cariño a Manuela, sin embargo ella era una chica ambiciosa que codiciaba mucho más, y es por ello que se convirtió en la novia de uno de los generales de la tropa de bandidos que ya he mencionado, el Zarco.

Un día Manuela y el Zarco deciden huir, haciendo sufrir mucho a la madre de la joven, ganando el desprecio de Nicolás, y sufriendo una desdicha que a uno lo llevará a la muerte y a la otra a la locura.

Es una obra que encierra mucho de cómo era la vida en nuestro país, a la vez que mezcla una historia sencilla y entretenida joya de la literatura mexicana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: