Apoliniatzi y la Revolución

“Muchos mexicanos no sabemos cuando comenzó y cuando terminó la Revolución porque la pobreza y el hambre siguen existiendo”

Se trata de un documental elaborado por el poblano Martín Juárez Montes originario de San Bernardino Chalchihuapan, un documental creado de la manera más austera con una cámara casera, pero que ha llegado a muchos rincones de nuestro país, incluso ha sido apreciado en festivales internacionales en países como Cuba donde “Revolución” no solo es una palabra. Entre los premios que ha merecido “Apoliniatzi y la Revolución” destacan premios al mejor documental en: “II Festival del cine corto ½ rincón de romos AGS, MEX 2008”, “III Festival del cortometraje independiente FECI”, y “III Festival de video indígena, Morelia Michoacán 07”.

Muchos ven el valor de este documental en la sencillez del hombre que diseñó la idea, ven este documental como un ejemplo de perseverancia, y claro que lo es, pero si bien es cierto que demuestra que aun las personas más sencillas pueden lograr grandes cosas, también es cierto que el valor de este corto no solo refleja eso, ya que la intención del señor Juárez Montes nunca fue dar a conocer su nombre, ni demostrar que podía grabar escenas tan dramáticas con una cámara sencilla como las que puede captar una de ultima tecnología, o que no solo las personas con preparación en cinematografía y medios multimedia pueden hacer cortometrajes, no, su intención fue narrar desde un punto de vista que pocos vivieron un hecho que como mexicanos todos conocemos.
Con el testimonio de una mujer de edad avanzada llamada Apoliniatzi (Apolonia), Martín Juárez reconstruye un poco de la historia que vivió un pueblo indígena durante la revolución, un poco de eso que nuestros libros de texto ignoran, porque nunca fue lo suficientemente trascendente como para mencionarlo, para mencionar la manera en que nuestros compatriotas huían de la muerte, cómo sobrevivían a las vejaciones que les hacían padecer algunos soldados, y las historias de algunos hombres que se unieron a la causa de Zapata, o cómo unos cuantos de los pobladores de Chalchihuapan fueron consumidos por la muerte antes de ver el final de una guerra de la que poco llegaron a saber, a pesar de que dicho poblado fue uno de los tantos campos de batalla que hoy en día nadie recuerda, un pueblo que en el documental observamos actualmente destrozado, sumido en la pobreza, olvidado, y aunque esto no lo diga directamente el testimonio de Apoliniatzi, es algo que se ve, algo que no se puede ocultar por más condenado al olvido que se encuentre, está ahí, como en muchas partes de nuestro país, lugares olvidados con su historia, con su lengua, con sus costumbres, rincones de México que al igual que muchos de nosotros “seguimos resistiendo a un puñado de vende patrias”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: