La Ciudad

La ciudad es distinta a las siete de la mañana,
el reloj camina lento,
y a cada tic no le persigue un tac,
le persigue el silencio,
porque a esa hora las calles están desiertas,
porque a esa hora ya no existe la elocuencia.

La ciudad es distinta en lunes
la gente no es la misma a la una que a las tres,
el tráfico es fluido
y regresan los sueños que veíamos perdidos.

La ciudad es distinta en verano,
en las calles hay más turistas de lo normal,
hay muchos niños corriendo en los parques
y de taxis se tapiza el boulevard.

La ciudad es definitivamente otra sin ti,
no es distinta; los edificios siguen siendo los mismos,
el reloj sigue dando las siete,
los lunes siguen siendo lunes y los veranos, veranos;
pero tus ojos ya no miran con detenimiento
el silencio del semáforo,
pero tu voz ya no platica del cine, el periódico o el teatro,
en martes los cafés te siguen extrañando.

La ciudad es otra desde que no estás
porque faltas tú,
entonces aunque siga siendo bella
ya no debería llamarse Puebla
sino tristeza.
28-07-08
Remedios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: